Blogia
A GOLPE DE CLAVE

A Golpe de Caídas

Despedidas...

Despedidas...

Bailamos un tango continuo... lleno de encuentros, despedidas, pasión, amor, orgullo... descalzos sobre los cristales de nuestros sentimientos, con los ojos vendados, intentamos acabar la canción.

Turbias sensaciones convierten un baile cómplice en una lucha constante...

Volar bailando.... hoy es imposible, se quedaron mis alas colgadas, mis letras vacías, mi corazón envuelto en un papel de regalo barato. Mis pies y sus pies se han despedido a golpe de clave y mis claves hoy no suenan con la misma intensidad desde q mi oído ya no duerme en su regazo.

Gracias a todos x cada uno d vuestros comentarios, de vuestras visitas, de vuestro cariño. Mis alas las dejo colgadas en estas paredes, donde cada uno d vosotros me enseñásteis a retomar el vuelo en los peores momentos. Os dejo a cada uno un beso, un abrazo, un gracias de despedida. Nunca pensé q este momento llegaría, pero mi corazón me pide q sea así. Atrás dejo un año y medio de mi vida escrita en este espacio.

Q la vida os reporte un sinfín de bendiciones. Tantas o más de las q yo he recibido con cada una de vuestras palabras.

Gracias...

A Veces...

A Veces...

A veces pierdo la mirada en la pantalla del ordenador y los dedos sobre el teclado tienen autonomía propia... A veces colgada de sueños cercanos elevo mis pies, aún sabiendo q puedo caerme... A veces recuerdo momentos grabados, mostrándome la mente la película d mi vida, a veces comedia, a veces suspense, a veces acción, a veces drama...

A veces escucho canciones q me hacen volar, más alto q los sueños q me sostienen... A veces respiro aromas inconfundibles, y vuelven a mi memoria personas q fueron esenciales, otras q hoy son insustituibles, otras q se quedaron atrás y su recuerdo el tiempo no lo ha borrado... A veces un abrazo, una llamada, un beso, una mirada, un gesto, de alguien cercano, me ha hecho tener una sonrisa todo el día... a veces una sola palabra me ha dolido más q una bofetada cediendo el paso a las lágrimas... 

A veces miro atrás y me doy cuenta de los errores cometidos, a veces me gustaría retroceder, otras veces me siento feliz del lugar donde me han llevado... A veces como hoy escribo sin pensar, y pienso sin decir... ocultando sentimientos, jugando al escondite con las emociones y hasta a veces... camuflando las palabras.

A veces mis ilusiones son una montaña de naipes, cayendo con un simple roce...

A veces, hoy, ahora... vuelvo a bailar con la mirada perdida...

Última parada...

Última parada... Su llamada de esta mañana ha creado sentimientos contradictorios... silencios nacidos por ausencias nuevas, diferentes, el vacío d sus palabras, fusionado con la sensación desconcertante d esta nueva situación. El deseo de desconocimiento y a la vez la necesidad d saber q se encuentra bien, q es feliz, q será feliz... él sin duda lo merece...

Decisiones drásticas marcadas por muchos antes, cerrando los ojos a la realidad, durante tantos días... con una venda en el rostro, la misma q usamos para aquel abrazo d despedida donde visualizó un futuro en la nieve, hoy ya incierto.

Echar de menos... Su voz ya no vibra en mi interior, se escucha d lejos, con un eco casi imperceptible, al lugar donde él se la ha llevado, dejó canciones sin música, llenó la casa d palabras, d las q ahora, sentada, me nutro, asimilando cada una d las frases q expresó en la habitación mirándome a los ojos... no mentía, ya no sentía lo mismo. Alejados corazones, el viento de la distancia ha debilitado la llama... y sopló como quien apaga las velas de su cumpleaños, para apagarla del todo... en su alma sólo quedan las brasas, en la mía el humo del desconcierto.

Le regalo una copa de recuerdos para guardar sus cenizas, el aire q respiró d mí el último día y este último post. Le deseo una vida repleta de sueños cumplidos, él los conseguirá... siempre he confiado en su potencial, él vale más d lo q imagina.

La estación q ha contemplado tantos reencuentros, sigue llorando... x el adiós.

Sólo espero q no olvide nuestro lenguaje, ese permanecerá vivo para siempre... junto con los recuerdos d un gran amor, único e inolvidable.

Contigo, Sin ti, Por ti...

Contigo, Sin ti, Por ti...

Ilusiones rotas, promesas desgastadas... Trozos de confianza tirados por el suelo.

Nada queda de esos suspiros ahogados... sólo el recuerdo, el cual se aferra a mi piel con brío, arañándola con fuerza.

Abandonada hoy de los sueños que me hicieron volar, no puedo alzar ni los pies del suelo para seguir andando, pesan demasiado estas cadenas, sigo arrastrando mi pena por toda la ciudad, derramando por mis ojos la materia de la que estoy formada, con un pesar desconocido para mí.

El constante dolor apegado a mi pecho, creyéndose ser partícipe de mi latir, obsesionado con mi alma, resultando posesivo, como si le perteneciera.

Se han evaporado los abrazos a media noche, el "no conocí amor más grande"... y mil frases más q encerraban sentimientos los cuales se hacían libres cuando estábamos cerca el uno del otro, con tan solo una mirada, un gesto, una caricia, una sonrisa, un momento en el q tu piel y la mía eran una, porque: "tú eres yo y yo soy tú".

No todo tenía nombre ni explicación en nuestro mundo, no todo podía encadenarse en palabras, en papel o en tinta, antes no tendría tiempo en mi vida para contártelo... ahora el tiempo se ha agotado y sólo me queda un puñado de ilusiones rotas en las manos, y eternas lágrimas dibujando tu rostro.

Dijiste: No vas a volver a llorar...

Hoy...

Hoy... No preguntes porqué... pero hoy te echo de menos tanto que duele...
Entras en la letra de las canciones, te regodeas en la melodía suave de la melancolía.
Recuerdo los hilos de seda q nos ataron aquella tarde y la tenue luz del brillo de tus ojos alumbrando la estación en color sepia, abrazados con el alma.
Vi como te alejabas en aquel tren y no pude contener presas mis lágrimas... hoy siguen siendo libres... dibujando tu rostro... reclamándote un último beso de despedida...

A Media Luz

A Media Luz Ladrón de mis anhelos, me despojaste de un mundo de ambición para convertirme en tu admiradora a tu antojo, en tu rehén mediante el brillo de tus ojos, hipnotizándome al grado de anular mis deseos, para convertirlos en tuyos, hay una magia especial en ti, difícil de explicar e invisiblemente perceptible.

Cosechador de nuevos sueños, surgidos en tus pasos, delegando a un plano menos utópico los míos, adquiriendo el compromiso de respeto por tu nombre, de devoción por tu piel, por darme la oportunidad de volar de nuevo.

Te regalé sin tú saberlo mi alma, repleta de encontradas ilusiones, encauzadas hasta el aroma de tu seguridad.

Mi cuerpo, expositor de claras sensaciones, despertaba ante la música de tus gestos, acariciando tus palabras, esenciales para mi sonrisa diaria. Has robado carcajadas sin pudor, coleccionando estas piezas de tu motín, orgulloso de tus logros, cada noche.

Paciente ante mis reflexiones, ante las inclemencias del tiempo, asaltaste mi corazón en pequeñas dosis, casi sin darme cuenta.

El oro de tu alma brilla de una forma inquietante, aun cuando vulnerable me siento, más fuerte soy a tu lado.

Ansiaba vivir con luz, y tu mirada fugazmente fue mi candil.

GaNaR o PeRdEr...

GaNaR o PeRdEr... Apostar es difícil cuando no estás segura d las cartas q tienes entre tus manos...

Ganar es imposible cuando simplemente no juegas...

Perder es muy probable cuando apuestas sin analizar la jugada, sin estudiar la mirada d tu compañero...

La victoria no depende sólo d la suerte... más bien d nuestra jugada...

Sobre la mesa descubro seis Joker y dos tres de picas... gano la partida...

Se barajan las cartas, se reparten... vuelvo a apostar, vuelvo a jugar, vuelvo a descubrir mis cartas, las mismas d antes, las ganadoras...

Abandono la partida... sin razones aparentes, sólo el miedo d ambición, el miedo d avaricia... o más bien d perder lo obtenido si sigo jugando...

¿Una huida a tiempo es una victoria?...

Deshojando días...

Deshojando días... realizando arranques imaginarios de situaciones en mi interior, recortando sentimientos, este fin de semana ha sido exactamente igual que cualquier otro hace 2 años atrás en mi vida, rodeada de mis amigos, los cuales me han curado las alas con mimo para poder alzar de nuevo el vuelo hacia mis ilusiones, mis anhelos, los cuales hoy cobran vida con fuerzas renovadas.

Vuelvo a tener las mismas inquietudes y la satisfacción de vivir nuevas y olvidadas emociones, he dejado de ver nublados mis sueños, convirtiéndose en luceros q dan luz a mis días.

He sentido la necesidad este viernes de arrancar los recuerdos del bloque de mi vida comprendido desde julio del 2003 hasta diciembre de 2004, sin palabras referentes a ese periodo, como si nunca hubiese pertenecido a mi vida... encajando las piezas en mi alma, me di cuenta q ésta sobraba.

Hoy os pido de corazón q me ayudéis a enterrar esos días, junto con la corona de los recuerdos, sin más palabras de ese periodo, ni comentarios, como algo q nunca existió, sólo quiero daros la mano y caminar dejando atrás esta tumba para siempre.